'Buscando a Syd'... El reto ha sido buscar lo poético en lo profano y lo eterno en lo breve, siendo lo breve una columna medio extraviada en la penúltima, y quien llega a la penúltima, ya se sabe, llega allí con las manos sucias, luego de haber manoseado el diario entero, neurótico de actualidad y maldiciendo. El escritor de penúltimas sabe que una vez cerrado el periódico, jamás será abierto de nuevo, y por eso se juega el todo por el todo. Sirva, pues, cada uno de estos textos como prefacio al olvido… Es lo que soy... Un escritor de relámpagos… Maurice Echeverría







El bebé no se tira

La historia de la espiritualidad común nos muestra una altiplanicie desagradable en donde se enredan y traban los más fantásticas escándalos y abusos económicos, sexuales y de poder. Llevan la razón aquellos que critican a la religión y sus coaxiales defectos. El problema es cuando estos críticos tiran al bebé –el bebé búdico, crístico, o el que fuere– con el agua de la tina. Lo noto en mis amigos intelectuales y artistas: esa reticencia crónica –a veces enfermiza– hacia cualquier cosa remotamente espiritual. No puedo dejar de pensar que se están negando a sí mismos poderosas dimensiones de desarrollo y conexión.

Tanto la fe ciega como el escepticismo ciego paralizan a las personas. ¿Qué hacer para que la espiritualidad vuelva a sentarse en la mesa de la inteligencia, y converse con los valores laicos, y de hecho los incorpore a su axiología, asumiendo los legados de la razón y posmodernos? ¿Cómo planteamos un enfoque espiritual que se atreva a trabajar con la propia sombra? Sobre todo, ¿cómo generamos una espiritualidad abierta? En Guatemala estamos muy necesitados de diversidad espiritual. Los enfoques dominantes actuales son necesarios, pero insuficientes.

Con esta idea en mente, imaginé el año pasado una iniciativa llamada Diez Justos, que me llevó a realizar una serie de entrevistas a personas con variadas perspectivas espirituales. Ahora, bajo la misma inspiración, echo a andar un club de lectura, en torno a obras iluminadoras y significativas. La presentación básica del mismo se llevará a cabo hoy a las 18:30 horas en librería Sophos.


(Columna publicada el 15 de diciembre de 2011.)

1 comentario:

El Guille dijo...

la religión tiene aspectos valiosos qué ofrecer a la humanidad . como vi un tweet por allí, algo como: "el sabio mira el cielo, el tonto mira el dedo que lo señala"

Mi foto
Maurice Echeverría (1976) nació en la ciudad de Guatemala. Ha publicado el libro de cuentos "Sala de espera" (Magna Terra, Guatemala, 2001) y "Por lo menos" (Santillana, Punto de Lectura, Guatemala, 2013). Los libros de poesía "Encierro y divagación en tres espacios y un anexo" (Editorial X, 2001) y "Los falsos millonarios" (Catafixia, 2010). Ha publicado la nouvelle "Labios" (Magna Terra, Guatemala, 2003), así como la novela "Diccionario Esotérico" (Norma, Guatemala, 2006). Maurice Echeverría ha colaborado en medios locales como Siglo XXI, El Periódico o Plaza Pública. Algunos de sus textos periodísticos son encontrables en el blog "Las páginas vulgares" (http://www.laspaginasvulgares.blogspot.com/). Como columnista, trabajó activamente para el diario El Quetzalteco, por medio de su columna "La Cueva" (reseñas de cine) y su columna editorial "Los Tarados". Desde el 2002 mantiene su columna "Buscando a Syd", en el diario El Periódico.
 
Creative Commons License
Buscando a Syd by Maurice Echeverría is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Guatemala License.