'Buscando a Syd'... El reto ha sido buscar lo poético en lo profano y lo eterno en lo breve, siendo lo breve una columna medio extraviada en la penúltima, y quien llega a la penúltima, ya se sabe, llega allí con las manos sucias, luego de haber manoseado el diario entero, neurótico de actualidad y maldiciendo. El escritor de penúltimas sabe que una vez cerrado el periódico, jamás será abierto de nuevo, y por eso se juega el todo por el todo. Sirva, pues, cada uno de estos textos como prefacio al olvido… Es lo que soy... Un escritor de relámpagos… Maurice Echeverría







Halfon

Eduardo Halfon está rápidamente convirtiéndose en un autor de peso, y así lo acredita el que haya ganado el español Premio de Novela Corta José María de Pereda, en su edición 2009, con la novela La Pirueta. Es evidente que Halfon ya posee una carrera literaria. Se ha convertido en una coordenada segura en nuestra literatura, una coordenada que podemos referir a un amigo peruano o barcelonés sin riesgo de infección. La Pirueta de hecho es todo un clásico nacional. Claro, puesto así, parece un insulto, pero lo que realmente quiero decir es que Halfon es un escritor local con genio y brillo y disciplina narrativa evidentes y ese estilo suyo que siendo tan trabajado parece casual y espontáneo –como quien escribe de pasada en una servilleta– pero en donde en realidad todos los efectos han sido maquiavélicamente calculados. Es el mismo estilo fluido y nivelado hallable en el resto de sus libros, que presentan una especie de atmósfera compartida –una congruencia, una continuidad– y ya no sólo a nivel estilístico sino además en sus referencias y temas y en el modo de abordarlos y en esas atmósferas físicas y emocionales que facilitan sus brillantes relatos. Todos esos libros gozan de una madurez general, carente de premuras o arrebatos adolescentes (hay escritores que son adolescentes toda su vida). No es extraño que Halfon ya goce entonces de aplauso en el país y afuera. Si cuida su carrera literaria, es seguro que sabrá convertirse en una figura de poder en la literatura latinoamericana. Le guardo toda mi admiración, y diré de una vez que es el único escritor guatemalteco vivo que me da en cierta medida celos profesionales, no tanto por el reconocimiento, aunque también, por qué no, sino sobre todo por ser tan impecable, el muy cabrón. La Pirueta será presentada hoy a la 18:30 horas en Sophos.


(Columna publicada el 24 de junio de 2010.)

2 comentarios:

editor, Juan Hernández dijo...

Saludos, Maurice. Mi nombre es Juan Hernández, editor de Germinal. Me gustaría escribirte para ver si podemos hacer un intercambio.

Maurice Echeverría dijo...

maurice@elperiodico.com.gt

Abrazos

Mi foto
Maurice Echeverría (1976) nació en la ciudad de Guatemala. Ha publicado el libro de cuentos "Sala de espera" (Magna Terra, Guatemala, 2001) y "Por lo menos" (Santillana, Punto de Lectura, Guatemala, 2013). Los libros de poesía "Encierro y divagación en tres espacios y un anexo" (Editorial X, 2001) y "Los falsos millonarios" (Catafixia, 2010). Ha publicado la nouvelle "Labios" (Magna Terra, Guatemala, 2003), así como la novela "Diccionario Esotérico" (Norma, Guatemala, 2006). Maurice Echeverría ha colaborado en medios locales como Siglo XXI, El Periódico o Plaza Pública. Algunos de sus textos periodísticos son encontrables en el blog "Las páginas vulgares" (http://www.laspaginasvulgares.blogspot.com/). Como columnista, trabajó activamente para el diario El Quetzalteco, por medio de su columna "La Cueva" (reseñas de cine) y su columna editorial "Los Tarados". Desde el 2002 mantiene su columna "Buscando a Syd", en el diario El Periódico.
 
Creative Commons License
Buscando a Syd by Maurice Echeverría is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Guatemala License.