'Buscando a Syd'... El reto ha sido buscar lo poético en lo profano y lo eterno en lo breve, siendo lo breve una columna medio extraviada en la penúltima, y quien llega a la penúltima, ya se sabe, llega allí con las manos sucias, luego de haber manoseado el diario entero, neurótico de actualidad y maldiciendo. El escritor de penúltimas sabe que una vez cerrado el periódico, jamás será abierto de nuevo, y por eso se juega el todo por el todo. Sirva, pues, cada uno de estos textos como prefacio al olvido… Es lo que soy... Un escritor de relámpagos… Maurice Echeverría







Gurús urbanos



(Foto: Eny Roland)

Lo que no podemos dejar es que nos arrebaten la ciudad. Confesionario total, erial pantagruélico, playground para seres de dos cabezas. La ciudad es todo eso y es más.

Rendimos pleitesía a los que nos han revelado los secretos de la urbe. Allí está –poderosamente sugestivo– el concepto de deriva propuesto por los situacionistas, con el gran Débord a la cabeza.

Y es Débord quien escribe, en Teoría de la deriva: “Una o varias personas que se abandonan a la deriva renuncian durante un tiempo más o menos largo a los motivos para desplazarse o actuar normales en las relaciones, trabajos y entretenimientos que les son propios, para dejarse llevar por las solicitaciones del terreno y los encuentros que a él corresponden”.

Rendimos pleitesía a los que nos han revelado los secretos de la urbe. Por ejemplo, al Walter Benjamin que señaló eternamente: “No poder encontrar un lugar en una ciudad puede ser poco interesante y banal. Pero perderse en una ciudad –como se pierde uno en un bosque– requiere un entrenamiento muy distinto”.

Walter Benjamin es especial referencia para cualquier urbanofrik que se precie de serlo, y que ya tendrá en su bibliografía quintaesencial el Libro de los pasajes. Fue Walter Benjamin por cierto quien hizo el upgrade definitivo para entender al primer poeta de la ciudad: Baudelaire. El desdén de Baudelaire por el campo y lo rural –en contraposición a la visión romántica lamartiniana– le llevó a escribir en una carta: “Nunca creeré que el alma de los Dioses habite en las plantas”.

Rendimos pleitesía a los que nos han revelado los secretos de la urbe. Párrafos mineralmente heroicos del venezolano José Balza, ministerios de la cotidianidad de José Joaquín Blanco, melodramas psicopoéticos de la ciudad cortazariana, en donde Oliveira procura –inútilmente– encender un cigarro, bajo la lluvia.


(Columna publicada el 2 de abril de 2009.)

1 comentario:

Eny Roland Hernández Javier dijo...

Que tal Maurice, mucho gusto, mi nombre es Eny Roland, y ayer leí un artículo tuyo sobre el Transmetro en el Magacín, me gustó mucho por cierto y decidí buscarte en google, y me topé con tu blog.
Además me topé con una fotografía que tomé hace años en este post. Por lo cual me siento honrado, pues he de pensar que te gustó. Espero que haya sido de éste link de donde la tomaste:

http://www.pbase.com/eny22/image/32463393

Quiero felicitarte y si en caso necesitas alguna foto para tus artículos con mucho gusto podría ayudarte, me gusta tu trabajo.

Este es mi flickr:
www.flickr.com/photos/manitox/

Saludos y mucho gusto

Eny.

Mi foto
Maurice Echeverría (1976) nació en la ciudad de Guatemala. Ha publicado el libro de cuentos "Sala de espera" (Magna Terra, Guatemala, 2001) y "Por lo menos" (Santillana, Punto de Lectura, Guatemala, 2013). Los libros de poesía "Encierro y divagación en tres espacios y un anexo" (Editorial X, 2001) y "Los falsos millonarios" (Catafixia, 2010). Ha publicado la nouvelle "Labios" (Magna Terra, Guatemala, 2003), así como la novela "Diccionario Esotérico" (Norma, Guatemala, 2006). Maurice Echeverría ha colaborado en medios locales como Siglo XXI, El Periódico o Plaza Pública. Algunos de sus textos periodísticos son encontrables en el blog "Las páginas vulgares" (http://www.laspaginasvulgares.blogspot.com/). Como columnista, trabajó activamente para el diario El Quetzalteco, por medio de su columna "La Cueva" (reseñas de cine) y su columna editorial "Los Tarados". Desde el 2002 mantiene su columna "Buscando a Syd", en el diario El Periódico.
 
Creative Commons License
Buscando a Syd by Maurice Echeverría is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Guatemala License.