'Buscando a Syd'... El reto ha sido buscar lo poético en lo profano y lo eterno en lo breve, siendo lo breve una columna medio extraviada en la penúltima, y quien llega a la penúltima, ya se sabe, llega allí con las manos sucias, luego de haber manoseado el diario entero, neurótico de actualidad y maldiciendo. El escritor de penúltimas sabe que una vez cerrado el periódico, jamás será abierto de nuevo, y por eso se juega el todo por el todo. Sirva, pues, cada uno de estos textos como prefacio al olvido… Es lo que soy... Un escritor de relámpagos… Maurice Echeverría







En este viaje

De Francisco Alejandro Méndez tengo un primer recuerdo muy lejano. Fuimos con mi viejo a una casa, ¿zona 1?, donde lo conocí, y me regaló, le regaló al niño que yo entonces era, un libro: Graga y otros cuentos, portada rosa, edición pequeñísima, y unos relatos absorbentes, enfermitos. Yo no era escritor aún, no lo creo, pero leía fervorosamente, y esa obra me la devoré como en trance, y la tengo tan metida en mi inconsciente literario, que no me extrañaría que mi inclinación por lo morboso y torcido tenga por lo menos algo que ver con aquella lectura. Años después yo era columnista de literatura en un diario llamado La República, y allí redacté una reseña del librillo mencionado, mucho después de aparecido, cosa que él me agradeció auténticamente. El género del cuento no es una prenda, un calzón, sino una cosa en serio, él lo sabe. Conviene señalar aquí que Francisco Alejandro Méndez y yo somos parientes en algún grado, no recuerdo cuál ahora, pero parientes somos (lo cuál no es tan interesante como decir que él es pariente, nieto, de Francisco Méndez, el poeta). Pero más parientes somos incluso por el lado de la literatura, y siempre lo he visto a él como parte de mi generación literaria, si hay tal, más que de la suya (me llevará unos diez años), y ello por su pasión por lo urbano y por esas historias desquiciantes, un dejo de oscuridad. Entiendo que ha estado en el rollo del policiaco, últimamente. Estoy casi seguro que presenté un libro suyo, ¿habrá sido Sobrevivir para contarlo? No lo sé, pero allí tengo el ejemplar, dedicado generosamente (“gracias por acompañarme en este viaje”, y fechado el 9 de feb de 1999, en “Guate–bala”, faltaba más). Lo curioso es que siendo así de generoso siempre anda con el ceño fruncido; es sencillamente su forma de ser. Su lealtad a la literatura es de hierro.


(Columna publicada el 24 de mayo de 2007.)

3 comentarios:

Duff Man dijo...

Maurice! Con gran alegría he descubierto tu retorno al blog, a través de los links de Julio. Me alegra mucho verte en la blogósfera. Queda pendiente volvernos a ver las caras. Un abrazo, saludos a Claudia.

P.D. Soy L.F. Alejos, por cierto.

Maurice Echeverría dijo...

Completa alegría de recibir un comment tuyo, Alejos; ya me tenés aquí a tus órdenes posteando estos cuentos. Abrazo de los fuertes. m.

lu! dijo...

Y no conosco a ningun otro hombre que sepa tanto como él, exelente catedratico, es otro nivel...

saludos.

Lu!

Mi foto
Maurice Echeverría (1976) nació en la ciudad de Guatemala. Ha publicado el libro de cuentos "Sala de espera" (Magna Terra, Guatemala, 2001) y "Por lo menos" (Santillana, Punto de Lectura, Guatemala, 2013). Los libros de poesía "Encierro y divagación en tres espacios y un anexo" (Editorial X, 2001) y "Los falsos millonarios" (Catafixia, 2010). Ha publicado la nouvelle "Labios" (Magna Terra, Guatemala, 2003), así como la novela "Diccionario Esotérico" (Norma, Guatemala, 2006). Maurice Echeverría ha colaborado en medios locales como Siglo XXI, El Periódico o Plaza Pública. Algunos de sus textos periodísticos son encontrables en el blog "Las páginas vulgares" (http://www.laspaginasvulgares.blogspot.com/). Como columnista, trabajó activamente para el diario El Quetzalteco, por medio de su columna "La Cueva" (reseñas de cine) y su columna editorial "Los Tarados". Desde el 2002 mantiene su columna "Buscando a Syd", en el diario El Periódico.
 
Creative Commons License
Buscando a Syd by Maurice Echeverría is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial-No Derivative Works 3.0 Guatemala License.